Historia

Antecedentes del PROBIEN
Las Provincias de Río Negro y Neuquén desarrollan su actividad científica y tecnológica a través de diversos organismos nacionales (Universidades, CONICET, INTA, INTI, CoNEA, entre otros), provinciales (Centros, Laboratorios), ONGs, actividad privada, etc. En este contexto regional, la contribución de nuevos conocimientos y tecnologías que realizaron las Universidades ha sido reconocida por otros organismos, y por la opinión pública en general.

Los indicadores de productividad diferenciada muestran que  los índices más altos se encuentran en aquellas Unidades Ejecutoras con vinculación directa o asociadas a las Universidades. Es decir que la máxima productividad -cuali y cuantitativa- se da en aquellas instituciones donde se forman discípulos en ambientes con discusión asidua y competencia intelectual, dentro de un grupo con masa crítica adecuada de científicos. Este no es un aspecto menor, y su reconocimiento es esencial al momento de establecer una política científica de largo plazo para el CONICET (Política Institucional para la Creación y Funcionamiento de Unidades Científico-Tecnológicas del CONICET).

La existencia de grupos e investigadores de la Universidad Nacional del Comahue y del CONICET que trabajan hace más de 20 años en la zona, abordando la temática medioambiental, posibilitaron el acuerdo entre ambas instituciones, para crear un Centro Científico-Tecnológico de doble dependencia (Convenio CONICET-UNCo, abril 2006).